miércoles, 26 de noviembre de 2014

CUIDA A TUS TRABAJADORES DE IGUAL MANERA QUE CUIDAS A TUS CLIENTES.

Estoy observando a mi alrededor, me sorprendo cuando leo, me enfado cuando veo las noticias ( pocas veces las veo) y me desilusiono cuando escucho a las personas, me desilusiono al escuchar la  desmotivación que viven en su interior, algunas personas me explican que trabajan muchas horas, 10, 11, 12 horas, que no tienen tiempo para estar con sus niños, que están cansados, agotados, desilusionados, personas que se han dejado la piel en su trabajo, que se han machacado, que han estudiado, personas que se sienten engañadas, estafadas e incluso humilladas y que para colmo les resulta imposible llegar a final de mes.



Luego cuando les hablas de motivación te miran mal, te miran estupefactos o incluso llegan a enfadarse y sólo me queda meterme en su piel, entenderles y escuchar, en ocasiones me dejan sin argumentos, sin palabras y es que  aveces las palabras sobran, molestan así que decido callar y no provocar más sufrimiento del que ya sienten.

Y es normal que se sientan así, están completamente   desmotivados, no hay ilusión, sólo pasan los días uno tras otro de la misma manera, da igual que sea lunes, jueves o sábado.

Me gusta hacer autocrítica y reconocer cuando nos equivocamos, aprender a trabajar de otras formas o utilizar otras herramientas, pero lo que está claro es que no siempre la culpa es de uno, sino que viene de factores externos.

Si no escribo este post admito que reviento por dentro y mi crecimiento personal me dice que no debo reventar, debo soltar, al mismo tiempo y sabiendo que este post es público, que esta en la red también siento miedo ya que yo trabajo por proyectos, no tengo un empleo fijo y se que constantemente me tengo que enfrentar a entrevistas de trabajo, hay si mi próximo jefe lee esto..... ummmmm, pero sabéis que prefiero decir la verdad y estar al lado de quien debo estar, las personas que se esfuerzan diariamente en su trabajo.

Debido a esta crisis muchos empresarios recortaron sueldos, alargaron jornadas, prometieron cambios   pero no están cumpliendo su palabra, da la sensación de que lo único que han aprendido es aprovecharse más de las personas que trabajan para ellos.

Estas personas que aceptaron recortes que aceptaron largas horas de trabajo, que apostaron por sus empresas, que lo dieron todo y más, han llegado a una situación extrema, trabajan simplemente bajo el miedo de perderlo todo.

Estos jefes, empresarios, ya que no son verdaderos líderes, ustedes señores no han aprendido la lección, siguen trabajando en le era industrial, siguen pensando de forma completamente materialista, el tener más a costa del esfuerzo de otros, no han hecho los deberes, no han evolucionado y llegará un día en que lo perderán todo, el mundo gira, el mundo está cambiando y ustedes van directos al suicidio, se están comportando  de la peor manera, padecen una enfermedad grave LA AVARICIA, si esa, la misma que rompe el saco.

Hay una frase que vive dentro de mi y creo que vivirá eternamente, trata a tus trabajadores como al mejor de tus clientes y serás correspondido de la mejor de las maneras, respeten esta ley porque es sagrada.

A todas estas personas desmotivadas que tanto esfuerzo han dedicado, sólo les puedo decir.

Crea tu currículum, dile al mundo lo que sabes, no caigas en la trampa de que no vales para otra cosa.

Busca en la red, busca otras oportunidades.

Valórate a ti mismo, sal de esa zona que aparentemente te protege, no te sientes bien para que seguir en esas condiciones, dale a tu cuerpo otro tipo de oxigeno.

Pon tu foco en otro punto, ya nada te aporta tu empleo, tu jefe,  pon tu punto de mira en otro objetivo.

Quiérete más, reconoce todo lo que has logrado, hasta donde has sido capaz de llegar, observa tu esfuerzo.

Por último, no te desmotives, no hay nada imposible, si hay diferentes posibilidades, diferentes opciones, diferentes maneras de hacer, ya sabemos que es difícil, que duele mucho un esfuerzo no recompensado, que en ocasiones ni tan siquiera tiene que ser una recompensa económica.

Es difícil decirle a tu jefe en que punto estas, sobré saturado, cansado, asfixiado, si el no lo ve o no lo quiere ver, si el quiere quedar como un mezquino, no debe convertirse en tu problema, mucho mejor que se convierta en tu solución.

Sólo puedo pensar que no te mereces vivir de esta manera, ya lo se detrás tuyo hay 500 personas esperando para obtener tu puesto de trabajo, pero que esto no te paralice, te mereces algo mejor, algo que mejore tu bienestar, algo por lo que si salgas beneficiado.

Recuerden bien que el mundo cambia, si a la tortilla no le das la vuelta al final esta se quema!!.

A usted Sr empresario le diría que hable con sus empleados, que los cuide, que los mime, que les motive, que les recompense, que entienda ya de una vez por todas que son personas, que en vez de mirar tanto sus bolsillos, mire a la vida, mire a las emociones, mire a a felicidad.

Si y lo sé, me lo han dicho muchas veces TODO ES POR EL CODICIADO DINERO, pues aprendan una cosa la FELICIDAD la aportan las personas FELICES!!!!

Amén, después de escribir estas palabras me siento mucho mejor!!!!!!

Un abrazo a todas esas personas que trabajan por las personas!!!!!!!!!!!

P.D ten cuidado empresario, jefe, que NO LIDER, no sea que pertenezcas a una especie en extinción.