martes, 3 de febrero de 2015

EL VALOR DE LA RED

En varias ocasiones he leído que en la red escasean los valores incluso he llegado a leer que nunca han existido, veréis yo cada día me encuentro con esos valores o mejor dicho escucho con atención a personas que generosamente reparten VALORES EN LA RED.

Cada día aprendo de alguien, nunca es tarde para aprender, renovarse, informarse, me alimento de esas aportaciones, esos valores de los que hablamos los encuentras fácilmente cuando los buscas, cuando generas, cuando los aprecias y tienes ganas y reganas de crecer con ellos.

Esta claro, por otra parte que rancios, saboteadores o trolls siempre estarán pero solo es cuestión de elegir a quien escuchas, con quien compartes, de que lado te posicionas, del que te alimenta o del que te envenena? Y solo tú lo vas a decidir, nadie vendrá a envenenarte si no le abres la puerta.

Este es mi punto de vista pero como hablamos de valores y mi valor principal en la red es compartir y aprender a ver bajo los ojos de otros, quise invitar a unas personas a que se expresaran para compartir con nosotros que piensan ellos sobre el valor en la red.

Os dejo con sus palabras.

Ángel Arribas dice así; algo de narcisismo, donde me incluyo y mucha iniciativa, solidaridad, amistad y empatía que la " oficialidad" ignora.

Amparo Donaire; conexión, aprendizaje y generosidad en muchos casos.

Karina Alvarez; el poder y alcance de la comunicación humana, el impacto que causa el intercambio de valores, según su procedencia en otros. Hay talento, creatividad y fondo, ingenio. Me aporta esa posibilidad de nutrirme a pocos y de forma múltiple en contenido que en resumen hablan de quien estas detrás. Cada post y tweet en algo enriquece y se trata de sumar aun aleatoriamente personas a nuestra vida con ganas de aprender también. Cara,nombre, firma y un café delante, permíteme decirte tu una de ellas.

Mercedes Hortelano; compañerismo, colaboración, mejora, aprendizaje.

Paloma Donaire; reconocer y aceptar a todas las personas por su valor individual y por su aportación personal.

Cristina Rubio; humildad, conocimiento, coraje, motivación, sociabilidad, sentido crítico, experiencia, inspiración y dosis XXL de cariño.

Anaje Ferreiro; La red.... Ese mundo virtual, que a veces deja de serlo, para convertirse en la realidad más contundente. La red, que a veces y casi por arte de magia nos regala afectos, caricias emocionales, cariño de personas que ni siquiera sabíamos que existían. Esa red...que ayuda a que nos enREDemos y de ese enredo, nacen amistades, relaciones y grandes dosis de comprensión y generosidad al compartir con los demás lo que deseamos que sea compartido.....sin dejar de recibir con gran ilusión lo que los demás quieren compartir. Lo que la red me ha dado, sobre todas las cosas, es la oportunidad de cruzarme con grandes VALORES HUMANIZADORES; así los llamo porque en realidad lo que la red me ha proporcionado son grandes personas, que me acogen en sus corazones, que me animan, que aprecian lo que desde mi pequeño mundo quiero aportar, que me acompañan siempre que lo necesito, que se interesan por mi bienestar....personas en su gran mayoría muy sinceras, muy cercanas....a las que personalmente aprecio muchísimo. Encantada de sentirme enREDada y alguien de la red me enseño que a veces....SOY porque SOMOS. Ese alguien es hoy una de las personas que más cerca siento. Eso es la red.

Ana Carmen Moruga; recuerdo cuando empecé a trastear por las redes sociales, en el 2012, sin tener
el conocimiento de las cosas que me podía ofrecer y del cambio que iba a traer a mi vida. El primer
valor que me aportó es el del aprendizaje, he da dar las gracias a todas las personas que comparten sus conocimientos gratuitamente en la red, gracias a ellas, aprendí que existía un nuevo mundo que explorar, aprender y formarse.

Los valores que me he encontrado de las personas, que son las que hacen que exista una comunidad 2.0, es que son más colaborativas, flexibles, comunicativas, accesibles.... Cada vez que me he acercado a ellas y he solicitado su ayuda, participación, la respuesta siempre ha sido muy positiva, es por ese motivo que siempre daré las gracias por todo lo que me ha aportado.

Toya Llabata; la red no es sino un medio, un canal, por lo tanto los valores que encuentro son los mismos que pueden encontrarse en cualquier otra parte. Lo que añade el medio es la posibilidad de hacer desaparecer la distancia y facilitar la comunicación con personas que, de no ser por esta vía, jamás habría conocido.
Como en cualquier otro lugar, encuentro gente que me gusta y con la que me resulta sencillo y enriquecedor el contacto y gente que me gusta menos y no me aporta absolutamente nada.
Pese a que puede parecer un medio en el que todo es vano y superficial, por mi experiencia, he de decir que no lo es en absoluto. He sido, directa e indirectamente, testigo de solidaridad, el compañerismo y el enriquecimiento personal y emocional que puede obtenerse y/o aportarse. Es un estupendo medio de aprendizaje continuo, un detonante para mantener activa la curiosidad y un buen observatorio desde el que aprender a través de las inquietudes ajenas.

Tony MX; iniciar una cuenta en las redes sociales, resulta de pronto confuso, al principio no sabemos como jugar con todas las opciones, las tendencias son por miles política, religión, deporte, notas e ideas que de pronto no nos dice nada, como un hoyo negro diría yo. Surgen todas las preguntas tal como darte un golpe y recuperar el sentido pensando quien soy? Donde estoy?
Las aportaciones de las redes se han distorsionado, sus principios básicos han sido violentados y nos vemos sumergidos en no solo mucha información, va desde un bulling, hasta protestas que no llevan sino  a crear ideas confusas sin suficiente información. El problema es la calidad de la información y a veces a la poca experiencia de investigación o interés por un tema, creamos y divulgamos temas que quizás no existen. Por supuesto que ver esto no significa malo, pero sería mejor, si aportas, asegúrate de que tienes la certeza de que lo multiplicas, es bien cierto: lo escrito en la red ya no se borra. Y es sencillo, solo basta mirar al mundo y ver lo que sucede, tu semilla, tu esencia en letras debería ser verdaderamente enfocada a lo que te gustaría para ti y compartirlo con los demás, un equilibrio enfático hacia los demás. Tiene mas difusión un meme o el bulling que un tema social, un niño extraviado tiene menos alcance, tal parece como si evitaríamos el dolor electrónico, al ver una post así lo pasamos de largo, evitarlo por?
Si hasta los políticos que no sabes si existen apoyas, noticias tendenciosas y manipuladoras, llegan a convertirse en tendencia que una razón urgente y humana. Estas incongruencias distorsionan la finalidad de las redes.
Yo creo que el mejor sentido que puedes abordar es mantener tu propia personalidad, sin agraviar, sin ser un juez de lo que lees, lo que ves es parte del y como tal eres solo testigo. Las redes nos aportan más de lo que creemos, la realidad es que es una conexión inmediata para darle una vista al mundo completo, increíblemente muy anti personal pero no es raro sentirse identificado con las ideas, buenas o malas todo tiene un público.
El precio de las redes, es en menor o mayor medida nuestra desconexión del mundo real, un vicio sin aparente daño a tu persona, un atentado a tu relación social, alguna vez en un restaurante una frase venida a la razón decía, " aquí no hay wifi, platiquen entre ustedes" fuerte pero real, tenemos una fijación que ya es parte cultural; los memes,  las selfies, etc.
Solo digo una cosa, hay que ser responsable de lo que escribes, difundes y la medida de como utilizas las redes disponibles, es decir el problema no son ellas, es uno mismo que da reflejo del interior.

Javier López; sin entrar en la cuasi inacabable lista de los valores que se pueden encontrar en las RR.SS. que es la misma " lista" que se pueden encontrar en la vida " de carne y hueso" ( pues el mundo RR.SS. no por virtual es menos real), diré que el valor que más palpable me resulta es el de la confianza, confianza que demuestran los que cuentan su historia y/o sus opiniones sin tapujos, con autenticidad. Dan confianza para recibir confianza; dicen " hola" con sinceridad para escuchar un no menos sincero "hola" por respuesta, no para deleitarse con el eco de un espacio tan grande como vacío, eco que puede ser, p.ej., el de quienes se complacen en escucharse a sí mismos, o el de quienes se sienten escuchados por los demás sin esperar/desear "nada más que escucha unívoca, no recíproca, sino centrípeta" ( con pretensión comercial o sin ella)..Ojo: no todos los que venden en el mundo RR.SS. son así, evidentemente; son minoría, repito, minoría, "los que, vendiendo en el mundo RR.SS., son así", pero son, no obstante, una minoría significativa ( releer a Dale Carnegie les hará mejorar su cuenta de resultados)..
Los que dan confianza para recibir confianza no quieren casar, fundamentalmente, en lo que se diga, sino "en el hecho mismo de la libertad de decir", en el reconocimiento mutuo de la personalidad aun cuando lo que se diga no sea del todo convergente o sea incluso divergente....Porque, en el mundo " de carne y hueso", la verdadera calidad de las relaciones humanas no se da en la superficialidad de las coincidencias inmediatas, sino en la generosidad de aceptar a los demás con independencia del grado de coincidencia superficial; esto es así porque, parafraseando al autor de "El Principito", Antoine de Saint-Exupéry, " lo esencial es invisible a los ojos", y no solo invisible a los ojos, sino -también- inaudible para los oídos, intocable para los dedos, inoloro (con ele) para la nariz e insípido para la lengua.. De nada sirve deleitarnos- como los del eco antes citado- con la lectura de "El Principito" sino hacemos nuestro mensaje, que no es universal por casualidad, sino porque toca lo más hondo de nuestro ser, de nuestra humanidad, hondura que  -valga redundar- no deja de ser honda en las RR.SS., porque las RR.SS. no por virtuales -nunca holgará decirlo- deja de ser reales....

Y hasta aquí solo puedo dar gracias por vuestras palabras y tiempo concedido, mil gracias a las que están  enREDadas, mil gracias a las que escriben tan bello y pintan mandalas, a las que ayudan salga o no salga el sol, mil gracias a los que escriben libros y a los que los leen, mil gracias a las que ayudan a sonreír y desarrollar la creatividad, mil gracias a los que comparten palabras que tengo que buscar en el diccionario por que no entiendo y me hacen mejorar, mil gracias a las que comparten generosamente grandes contenidos, mil gracias a las que siempre nos hablan con cariño e invitan a café, mil gracias a los que confían en mi y me lo han demostrado, mil gracias a todos, os llevo en mi corazón virtual y anhelo el día en que podamos cruzarnos con miradas.

Como siempre, Abrazos a mil!!!!!