jueves, 16 de abril de 2015

EL RITUAL DE LA ESTRELLA





Y cada noche durante mucho tiempo y
en cualquier lugar del mundo,
busco a mi estrella en el cielo,
allí está, la miro, la contemplo,
permanece en calma, en silencio, en paz.

Y le cuento, le hablo, le susurro, 
que no  voy a dormir, que sí  voy a soñar.
Le doy las gracias a mi estrella que guarda
mis secretos, que no los cuestiona, ni juzga.

Le comento bajito a mi estrella.
Que mañana el aire volverá a llenar mis emociones,
Que el tic-tac de mi corazón manda más que mi razón.
Que de nuevo volveré a conectar con mi día,
mis nuevas sonrisas.
Que volveré a cantar aunque me arriesgue a una gran tormenta.
Que no se me olvida, no no!! Que la vida da muchas vueltas.
Que no guardo rencores y sueño con mi corazón en paz.

Le susurro a mi estrella, mis planes para el día siguiente. 
Le doy las gracias porque me guía y me orienta,
por hacerme compañía.
Le cuento en lo que he fallado, quizás no puse todos mis sentidos?
pero no renuncio, amiga, a mi sueño.

No, no puedo evitar hablar con mi estrella cada noche
antes de irme a soñar,
realizar mi pequeño ritual de belleza,
de belleza interior.
Un ritual de agradecimiento, de conexión, de sensación y sanación.
De vida, estoy aquí, ahora.

Recuerda mi estrella.
Que mañana en cualquier momento y en cualquier lugar, hemos quedado.
Y volveré a susurrarte mi estrella,
mis momentos de complicidad,
Tú siempre estás!!!

Así que cada noche me permito el lujo de estar 
junto a mis estrellas y sentirme parte de ellas.






Foto by Pinterest
Somos polvo de estrellas, nuestra conexión con ellas, con el universo, no es casualidad!!!! Abrazos a mil!!!!!