jueves, 14 de abril de 2016

LIBERTAD INTERIOR, MOVIMIENTO 5 PARTE

Empece a escribir movimiento delante de las oleadas de dolor de algunas personas que escribían, decían, comunicaban el no saber que hacer para encontrar un trabajo o una vía que les permitiera trabajar. Ojalá tuviera una varita mágica, la que se iba a liar!!! Pero no, no la tengo solo tengo mi criterio y mi manera de actuar y hacer.

Sé que muchos no me entenderán cuando escribo, no encontraran la relación interior = creación de posibilidades. No pasa nada las personas hacemos según experiencias, resultados de nuestra vida. Escribo de esta manera porque es así como lo siento y es que es muy difícil avanzar sin descubrirnos a nosotros mismos o por lo menos es como lo entiendo.

 Hace años que intento comunicarme con mi mundo interior y puedo decir que a más me visito mejor estoy, más avanzo y descubro nuevas posibilidades, es por eso que lo manifiesto con estas entradas. Aunque no pretendo traerte a mi terreno pues cada cual encuentra el suyo, el que vive y decora a su estilo y forma pero si me gustaría que tan solo probaras a ver que es lo que pasa.

Hoy es la última entrada a movimiento, hemos hablado de palabras tan importantes y generosas con nosotros mismos que siento estamos preparados para dar un nuevo inicio a otras ideas. Así que os dejo con la lectura pero antes de empezar también quiero recordar de la importancia de...

  • Creer en uno mismo y sus posibilidades.
  • Comer bien.
  • Hacer ejercicio.
  • Meditar.
  • Poner atención a las pequeñas y maravillosas cosas de la vida.
  • Prestar atención a los momentos de felicidad, de risas, alegrías.
Con un vocabulario más profesional decir que:

  • Aprendamos a comunicarnos mejor.
  • Aprendamos a escuchar activamente.
  • A reflexionar antes de hablar.
  • A crear curriculums adaptados según la empresa donde los queremos presentar.
  • A sacar lo positivo de nuestro aprendizaje.
  • A crear cosas, contenidos, dibujos.
  • A poner el foco en nuestra meta.
  • A organizarnos, ordenando lo interno y lo externo.
  • Aprendamos a dar sentido a nuestras ideas.


Para poder avanzar tendremos que encontrar la libertad interior, sin esta libertad ningún cambio, movimiento, crecimiento será realmente posible. EL recurso, la herramienta, nuestra fortaleza más poderosa que tenemos las personas vive en nuestro interior.

Aprender a perdonarse y dejar de hacerse tantos reproches, tanta culpa, utilicemos más la palabra amor, hacia uno mismo y hacia los demás. Y amemos a nuestro día a día, al recorrido, al camino y sonriamos.

Salir de nuestra caja, esa prisión que hemos construido, esa burbuja que delante de cada situación nos hace reaccionar por patrón. Cruzar nuestro limite, permitirnos dibujar nuevos mundos. Existen muchas cosas que no queremos ver en nuestra vida interior. Y las tenemos que descubrir para tomar contacto con nuestro potencial.


Aprender a quererse más, mucho más y aceptar que nuestra identidad no es algo rígido, duro, perfecto, inmutable sino que es variable, manejable, nuestra vida es un proceso dinámico, todo en este bello mundo es alterable. No somos una imagen, un retrato, una foto, ni aquello que vemos delante del espejo, no somos solo yo, no somos profesionales de... madre, padre, no somos una personalidad y listo, somos algo más y hasta que no estemos dispuestos a entender que no somos una simple identidad, no podremos trabajar con todo nuestro potencial y creatividad.

Dejar de pensar en el futuro, si queremos más movimiento no podemos pensar en nuestros miedos, tenemos que centrarnos en lo que queremos, perseguirlo con motivación. Nuestro mayor enemigo nosotros mismos.

Mi último apunte para este capítulo de movimiento, mi última nota es VUELVE A EMPEZAR CADA MAÑANA. Ya que eso significa perseverancia, coraje, mente abierta a otras posibilidades. Significa ilusión, esfuerzo, ganas, actitud, motivación y superación.

A medida que vayamos creciendo en estos ámbitos, sentiremos un despertar, una ilusión por crear, por seguir, por ofrecer, entonces es el momento con toda la humildad y respeto de salir y enseñarle al mundo lo que le queremos entregar.

Y mi última pregunta es ¿si tú no te descubres, quién te va a descubrir?

Mucho éxito en tu camino.



Abrazos a mil!!!